¿QUÉ PASA SI NO SE LO DIGO?

¿QUÉ PASA SI NO SE LO DIGO?
Un consejo para sanar tu pareja
Cuando dos personas están en una relación, lo que ocurre es mas bien un milagro invisible: son tantas las variables psicológicas involucradas, tantos los procesos activos en un aparentemente simple diálogo, que la fluidez de los hechos muchas veces no dejan claro el milagro.
 
Salvo cuando la.pareja se pelea y trata de reencontrarse, allí suelen verse más claramente las variables intervinientes que dejan traslucir las diferencias...
 
¿Quien no ha tenido una de esas discusiones laberinticas de las cuales resulta difícil salir?
 
Nos damos cuenta de que el otro piensa desde un lugar muy diferente al mío; que tiene prioridades marcadas muchas veces por hechos dolorosos de su historia; advertimos que no es tan detallista, o viceversa; que tal vez tiene bloqueos que ni nos imaginábamos y toda clase de misterios que muchas veces también son huecos en la autoestima de la persona.
 
¿Será que todas estas diferencias se explicitan de forma clara?
 
Muchas veces permanecen incrustadas en las parejas conversaciones silenciosas en ostras que no fabrican perlas precisamente, sino más bien bombas.  
 
 
 
 
No hay que esperar a que el conflicto aparezca para conocerse mutuamente, diálogo mediante y tejer una red visible de fortalecimiento.
 
He aqui un Consejo que puede salvar tu pareja.
 
Verás... dos personas unidas en un vínculo entrelazan sus auto-estimas de alguna manera o al menos ciertos componentes de la misma.
 
En algunas parejas patologicas, el golpe bajo de carcomer la autoestima del partner es moneda corriente para que uno o ambos se sientan valiosos, importantes o mejores, pero no es de eso que vamos a hablar aquí, aunque nos sirve para sentar base para el consejo que pronto te daré.
 
 
Para que tu pareja se fortalezca cada vez más, la idea es hacer lo opuesto a criticar: decirle al otro lo que uno siente por el o por ella , haciéndolo lo más explícito posible.
 
 
Esto colaborará como material para que las parejas usen estos ladrillos psicológicos para fortalecerse individualmente pero también en conjunto como una sociedad amorosa de respeto mutuo.
 
 
He escuchado parejas que SUPONEN que no son valiosas para su pareja simplemente porque jamás lo escucharon de la boca de la persona con la que comparten su corazón. 
 
¡Pero si lo sabe! ¡Sabe lo que siento por el/ella! ERROR.
 
Hay miembros de parejas que comenzaron a emprender una silenciosa marcha atrás, suponiendo que no eran suficientes para su amado/a entrando en el estado de ánimo de la resignación.
 
Lo más triste es que en muchos casos se basan en premisas no exploradas, no fundamentadas muchas veces por miedos e inseguridades propias, pero tengan en cuenta que todos experimentamos algún problema de autoestima en mayor o menor medida.
 
Entonces el consejo es hacer explícito lo que valoran, lo que sienten, lo bien que les hace la otra persona y dejar en claro qué es lo que ESPECÍFICAMENTE aman de el o ella.
 
No permitan que la silenciosa resignación vaya carcomiendo solapadamente la alegría y ganas del compañero o amada. Los seres humanos nos movemos en el lenguaje y decir lo que siento puede abrir innumerables puertas poderosas. 
 
A todos nos gusta sabernos amados y aunque les parezca cursi quizas, yo no dejaría de cuidar a mi pareja desde ese lugar.
 
La falta de autoestima y la depresión solapada esta más presente que lo que a imaginan... Y pocos pueden animarse a admitirlo.
 
¿Vos cuán seguro/a estás de que tu pareja se siente amada/o por vos?
 
Por Germán Peralta Danderfer 
Psicólogo Clínico