Misticismo, imaginación, ingenuidad, pensamiento infantil…Todo ello se ha asociado a esta temática, siendo así solamente, si no se tiene en cuenta la conveniente forma en que ha sido usado este conocimiento.

En Piso Once lo depuramos, reestablecimos la esencia y el buen uso de esta filosofía, y llegamos a Goro, un abordaje simultáneo tanto desde los planos subatómicos como desde lo anatómico.

En relación a las propuestas New Age, un primer desinfectante, es partir de la realidad.

La realidad manda y es donde naufragan tarde o temprano mucha gente de buena Fe, incluso oradores en la temática. A veces hasta se polarizan y se convierten en acérrimos enemigos de Ley, probablemente por el despecho…

Cuando los diversos autores de Ley de Atracción previenen de mirar y fijar la realidad porque ésta es dinámica y se está recreando constantemente, parten del supuesto de que lo que está operando en la aplicación de esta filosofía, es una mente con una mentalidad madura.

Pero no estamos maduros aún. Así es que es preciso partir de la Realidad, sabiéndonos habitantes del plano material simultáneamente como del plano cuántico.

La realidad manda, pero… ¿de qué hablamos cuando hablamos de realidad pospandemia, donde quedó clarísimo que hay tantos puntos de vista posibles  como huéspedes del covid?

Realidad es una ecuación que posee integridad.

Si está manifestado es porque las condiciones para ello se dieron y probablemente siguen activas. ¿Cómo desentrañar esta ecuación? Ley de Atracción pretende hacer este aporte.

Lo manifestado es lo más íntegro, si está ahí, es porque tiene que estarlo. Si no queremos que siga estando es preciso encontrar esa fórmula coherente y usarla para manifestar otra cosa.

Esa fórmula, fuera del paradigma del caos y el azar, es “lo semejante atrae lo semejante” y sobre ella desplegamos todo el Curso de Coaching de Atracción.

¿Lo semejante qué? Usamos las emociones para guiarnos, porque si nos sentimos bien es porque hay coherencia en los niveles superiores los cuales arrancan por los circuitos de la mente.

Ahora… ¿Qué pasa si la mente esta corrupta, llena de mecanismos negadores, con caprichos de la identidad, etc.? ¿Qué pasa si forzamos las emociones positivas para parchar estas “zonas oscuras” de nuestra identidad?  Ello quizás funcione un tiempo, pero tarde o temprano terminará cobrando estas evitaciones con altos intereses vitales. Los ajustes que Piso Once ha incorporado a Ley de Atracción son justamente aquellos que corrigen la corrupción psíquica individual oportunamente aprovechada por la New Age al estilo de los líderes religiosos. Una mente desconectada del entorno en el sentido de hipertrofiar el ego y creer que “todo es posible” porque si yo me enfoco y lo quiero así así será, y sin mirar que dependemos nos guste o no del estatus de nuestro Planeta, es una grave distorsión. Ya no hay margen para soñar independientemente de lo que nos ocurre como especie, y en especial, el sueño de manifestar millones de dólares, lujos, viajes y príncipes o princesas, luego del contraste Covid-19, sólo encuadra en la categoría de inmadurez. Cuando las críticas aluden a este tipo de negaciones y trucos psicológicos para “sentirse bien”, no puedo hacer otra cosa que darles la razón. Sin embargo no han tenido en cuenta el desarrollo que hemos realizado en Piso Once en materia de Ley de Atracción de Psicología, otorgando los ajustes para que la mente primero se parametrice con la madurez, la realidad concreta corporal y planetaria y luego use las emociones como GPS confiable. Ahí es otra cosa, y se convierte en una filosofía capaz de otorgar integridad  a millones de personas desde un evolucionar desde donde estoy, y siguiendo paso a paso la guía de mis emociones, para ir teniendo resultados graduales.

En pocas palabras, una mente inmadura que aplique los parámetros del Arte de Permitir, es un peligro, mientras que una persona en vías de maduración creciente de su Psicología, es un aporte invaluable para aumentar la conciencia de nuestra especie humana.

Darle confianza a las personas acerca de lo significan sus emociones, permite que dirijan sus acciones de forma gradual y en sintonía con lo que le pasa al cuerpo, y eso es un crecimiento escalonado y ordenado desde la base.  Pero ese es un paso. Por otro lado hay que ayudar a que el aparato psíquico madure, que entienda como funciona, que encuentre sus límites y a partir de allí enfoque el “pedirle al Universo”. Si no lo que tenemos es una hiperinflación psíquica que opera desde “arriba” con un imaginario que niega el cuerpo, la realidad ya manifestada (y que es mucho más integra que cualquier buena intención de cambio). Si arrancamos sólo desde arriba, tendremos un largo listado de psicopatología partiendo por ansiedad y angustia en estado acumulativo. Es preciso partir de ambos lados y a la vez. Por eso es COACHING DE ATRACCIÓN: Coaching (desde abajo),  Atracción (desde arriba).

¿Qué es Ley de Atracción en 2021?

El covid-19 fue una actualización de la realidad-planeta, para bajar la hiperinflación psíquica, reconectar con nuestros parámetros más concretos y nuestro propósito aquí y ahora.